BNP AM

El inversor sostenible para un mundo en evolución

Deuda privada y activos reales

El amplio historial de BNP Paribas Asset Management en deuda privada y activos reales se remonta a 2005 y, hoy en día, contamos con una plataforma dedicada que gestiona un patrimonio superior a los 20.000 millones de euros.

¿Por qué invertir en deuda privada y activos reales?

En el actual entorno de inversión, en el que la renta variable todavía es volátil y la deuda pública cotiza en TIR bajas e incluso negativas, los inversores – sobre todo las aseguradoras y los proveedores de pensiones – están pasando apuros para cumplir sus objetivos. Las inversiones en deuda privada y activos reales pueden ofrecer una solución.

Con la ayuda de una gestora capaz y experimentada, este segmento puede ofrecer varias ventajas:

UNA FUENTE
DE RENTA
DIVERSIFICACIÓN DE CARTERA
MENOR VOLATILIDAD
INTEGRACIÓN DE FACTORES ESG

¿Por qué nosotros?

En 2017, establecimos oficialmente nuestra plataforma dedicada a la deuda privada y activos reales (PDRA, por sus siglas inglesas), reforzada en 2021 con la adquisición del especialista hipotecario holandés Dynamic Credit Group y por la multigestora alternativa BNP Paribas Capital Partners, en 2022.

La plataforma se nutre de los conocimientos y experiencia de más de 100 profesionales ubicados en París, Londres, Nueva York y Amsterdam. Los miembros del equipo aportan capacidades complementarias de asesoramiento, originación y estructuración de oportunidades de inversión, y en su conjunto gestionan un patrimonio superior a los 20.000 millones de EUR.

Nuestra plataforma PDRA se beneficia de un modelo único de originación multicanal que aprovecha el acceso privilegiado a las franquicias de BNP Paribas, un proceso de crédito independiente anclado en el trabajo colectivo de equipos especializados y fuerte enfoque en la sostenibilidad en todas nuestras estrategias.

Nuestras soluciones

Ofrecemos soluciones plenamente personalizables en tres clases de activo: préstamos corporativos, activos reales y finanzas estructuradas. Si deseas saber más sobre cómo podemos ayudarte a cumplir tus objetivos de inversión, no dudes en dirigirte a tu persona de contacto habitual.

    Fuente: BNP Paribas Asset Management. Datos de septiembre de 2022, a menos que se indique lo contrario.

    • El valor de las inversiones y de las rentas que generan podría tanto bajar como subir, y es posible que el inversor no recupere su desembolso inicial. Las rentabilidades obtenidas en el pasado no son garantía de rentabilidades futuras.
    Algunos artículos pueden contener lenguaje técnico. Por esta razón, pueden no ser adecuados para lectores sin experiencia profesional en inversiones. Todos los pareceres expresados en el presente documento son los del autor en la fecha de su publicación, se basan en la información disponible y podrían sufrir cambios sin previo aviso. Los equipos individuales de gestión podrían tener opiniones diferentes y tomar otras decisiones de inversión para distintos clientes. El presente documento no constituye una recomendación de inversión. El valor de las inversiones y de las rentas que generan podría tanto bajar como subir, y es posible que el inversor no recupere su desembolso inicial. Las rentabilidades obtenidas en el pasado no son garantía de rentabilidades futuras. Es probable que la inversión en mercados emergentes o en sectores especializados o restringidos esté sujeta a una volatilidad superior a la media debido a un alto grado de concentración, a una mayor incertidumbre al haber menos información disponible, a una liquidez más baja o a una mayor sensibilidad a cambios en las condiciones sociales, políticas, económicas y de mercado. Algunos mercados emergentes ofrecen menos seguridad que la mayoría de los mercados desarrollados internacionales. Por este motivo, los servicios de ejecución de operaciones, liquidación y conservación en nombre de los fondos que invierten en emergentes podrían conllevar un mayor riesgo.
    Riesgo de inversión en cuestiones medioambientales, sociales y de buen gobierno (ESG): La falta de definiciones y etiquetas comunes o estandarizadas que integren los criterios ESG y de sostenibilidad en el ámbito de la Unión Europea puede dar lugar a diferentes enfoques por parte de las gestoras a la hora de establecer objetivos en materia de ESG. Además, puede dificultar la tarea de comparar estrategias que integren dichos criterios ESG y de sostenibilidad, ya que la selección y las ponderaciones utilizadas para elegir las inversiones pueden estar basadas en indicadores con el mismo nombre, pero con significados subyacentes diferentes. A la hora de evaluar un título determinado sobre la base de los criterios ESG y de sostenibilidad, la Gestora de Inversiones puede también recurrir a fuentes de datos ofrecidas por proveedores externos de análisis ESG. Dada la naturaleza dinámica de las cuestiones ESG, es posible que estas fuentes de datos estén incompletas, sean imprecisas o no estén disponibles. La aplicación de normas de conducta empresarial responsables al proceso de inversión puede llevar a la exclusión de los títulos emitidos por determinados emisores. Por lo tanto, la rentabilidad (del Subfondo) puede ser en ocasiones mejor o peor que la rentabilidad de los fondos comparables que no aplican dichas normas.