Parvest Equity World Low Volatility

Este fondo invierte en los mercados de renta variable de países desarrollados del mundo entero. Su enfoque de inversión se basa en la anomalía de la baja volatilidad.

La anomalía de la baja volatilidad

La anomalía de la baja volatilidad fue identificada por primera vez a principios de los años 70 por el economista financiero, y pionero de la inversión cuantitativa, Bob Haugen. La anomalía de la baja volatilidad demuestra que, a largo plazo, las acciones cuyas rentabilidades mensuales presenten menos variaciones – es decir con menos volatilidad – suelen generar de media mayores rentabilidades que sus homólogas más volátiles y por lo tanto más arriesgadas. O sea, un fondo de acciones poco volátiles generará rentabilidades ajustadas respecto al riesgo más altas que un fondo de acciones con una volatilidad elevada.

 

¿Por qué invertir en este fondo?

Nuestro enfoque de inversión de baja volatilidad se caracteriza por desembocar en unas carteras más equilibradas en términos de sectores, con lo que pueden obtener rentabilidades potencialmente más estables a largo plazo. Esta característica se distingue del enfoque tradicional de la varianza mínima que suele traducirse por carteras con sectores defensivos sobreponderados que se quedan rezagadas cuando los mercados suben.

Parvest Equity World Low Volatility ha sido concebido para tener una rentabilidad superior a la del índice MSCI World (NR), manteniendo al mismo tiempo una volatilidad inferior a la del índice de referencia.

 

Rentabilidad neta de comisiones, en euros. Las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. Las inversiones están sujetas a fluctuaciones de mercados y los riesgos inherentes de las inversiones en los valores. El valor de las inversiones y los ingresos que generan pueden bajar y subir y es posible que los invesores no recuperen la totalidad de su inversión inicial.

Compartir esta página:

Todo sobre el fundo

KIID

Short Pitch