Market commentary, Opinión y tendencias globales, Weekly strategy update

Pasa de todo, pero los mercados mantienen una calma otoñal

27 September 2017 - Colin Harte, Head of Research, Active Asset Allocation, Multi Asset Solutions - Colin Graham, CFA, CAIA, CIO, Head of AAA, Multi Asset Solutions

Los bancos centrales mantienen la senda telegrafiada

El presente artículo pudiera contener lenguaje técnico. Por ello, no se recomienda para lectores que no cuenten con experiencia profesional en el ámbito de la inversión.

RESUMEN

  • La Fed, el Brexit y la reelección de Merkel no aportan sorpresas a los mercados financieros
  • Banco de Inglaterra: un tono prudentemente agresivo
  • La posición en bonos del Estado australianos a 10 años frente a los del Tesoro estadounidense está funcionando

 

Los mercados financieros se mostraron bastante estables esta semana según iban haciéndose a la idea de los duros comentarios geopolíticos del presidente estadounidense Trump, en esta ocasión en la Asamblea General de la ONU. Los títulos japoneses subieron un 2 % y superaron al resto de mercados de renta variable gracias a los sólidos datos comerciales (véanse los gráficos) y a la confirmación por parte del Banco de Japón de su cómoda política monetaria. En lo que respecta a los bonos del Estado, observamos resultados variopintos, aunque los desplazamientos fueron básicamente laterales. La deuda portuguesa repuntó con fuerza tras ver que la agencia S&P elevaba su calificación crediticia. De entre las materias primas, el mineral de hierro fue el que obtuvo los peores resultados esta semana: se dejó un 12 % por las preocupaciones del mercado relativas a los importantes inventarios existentes y por que los especuladores pudieran invertir sus posiciones antes de que llegue la temporada de invierno, cuando normalmente cae la producción de acero.

LA FED, EL BREXIT Y LA REELECCIÓN DE MERKEL NO CONSIGUEN SORPRENDER A LOS MERCADOS

La Reserva Federal anunció el ya telegrafiado inicio de su proceso de reducción de balances generales mientras avanza hacia una normalización de su política monetaria. El banco central estadounidense dejará progresivamente de reinvertir los beneficios de los bonos que vayan venciendo, permitiendo en un principio que se reduzca en 10 000 millones USD la compra de bonos (6 000 millones USD en bonos del Tesoro y 4 000 millones USD en títulos con respaldo hipotecario). El anuncio apenas modificó los precios, y la rentabilidad de los bonos estadounidenses a 10 años subió 4 pb para finales de semana. La reducción de bonos se irá escalonando lentamente hasta los 50 000 millones USD mensuales. El efecto de esta decisión (de ajustar gradualmente las políticas) queda amortiguado por el mantenimiento de unas cómodas políticas monetarias por parte de otros bancos centrales importantes, lo que debería servir para garantizar una fuerte demanda de bonos del Estado “seguros” a nivel global y para limitar las subidas.

Los responsables de la Reserva Federal todavía esperan subir sus tipos oficiales una vez más este año, y en otras tres ocasiones durante 2018. Da la impresión de que han decidido analizar el “ruido de datos” temporal derivado de los graves daños ocasionados por los últimos huracanes. También destacaron la importancia de los efectos puntuales de los datos recientes de inflación, bastante bajos. No obstante, a nuestro juicio resulta difícil predecir lo que hará la Reserva Federal a medio plazo porque los cambios que probablemente se produzcan en la composición del FOMC pudieran alterar su futura política monetaria. Además, los cambios en el código fiscal estadounidense, que se debatirán a partir de esta semana, pudieran tener un impacto significativo sobre las políticas.

En una muy esperada ponencia, la primera ministra Theresa May se mostró a favor de una transición más suave del Brexit, con acceso continuado al mercado común de la UE hasta 2021. No desveló medidas específicas ni aportó cifras concretas sobre el coste de liquidación de las obligaciones fiscales del Reino Unido para con la UE. El principal negociador de la Unión Europea reconoció el tono más “constructivo” de la primera ministra, aunque lo cierto es que los participantes del mercado no oyeron nada nuevo. Estaremos muy atentos a lo que ocurra en las negociaciones con la UE, que se retomarán esta semana.

Los resultados de las elecciones alemanas volvieron a dar la mayoría a la canciller Angela Merkel, aunque merece la pena destacar el ascenso del partido de extrema derecha AfD hasta el tercer puesto y el hecho de que el SPD, de izquierdas, haya abandonado la gran coalición para convertirse en el principal partido de la oposición. El CDU/CSU de Merkel tiene ahora ante sí la posibilidad de formar una coalición con el partido verde, ecologista, y con el liberal FDP, más orientado a los negocios y menos proeuropeo.

BANCO DE INGLATERRA: PRUDENTEMENTE AGRESIVO

En un discurso ante el FMI, Mark Carney, gobernador del BdI, confirmó su intención de reducir las medidas de estímulo monetario si la economía del Reino Unido avanza tal como está previsto, y señaló que una “postura estática en materia de política monetaria se convierte en más expansionista si todo lo demás (sigue) igual”. Así pues, esperamos que el banco central eleve sus tipos en la próxima reunión de políticas, y utilice la ventana de oportunidad que ofrecen la mayor presión inflacionaria actual (que nosotros consideramos temporal) y la mejora del crecimiento.

Carney suavizó su tono agresivo diciendo que “solo podemos esperar que los tipos oficiales suban de forma limitada y con un ritmo gradual, y que se mantengan en niveles significativamente inferiores a los existentes antes de la crisis”. Señaló que “sigue habiendo riesgos considerables para las perspectivas del Reino Unido” por causa del Brexit, pero se mostró confiado sobre las perspectivas a más largo plazo y describió al Brexit como “un ejemplo de reculer pour mieux sauter” (dar un paso atrás para saltar más).

Los datos macroeconómicos positivos parecen haber tranquilizado a los halcones del BdI. También merece destacar que la venta minorista sorprendió al alza. Seguiremos muy atentos a los datos en previsión de la reunión del 2 de noviembre, en la que pudieran subirse los tipos. De hecho, una sorpresa negativa podría dar al traste con la postura del BdI.

ASIGNACIÓN DE ACTIVOS: POSICIONADOS PARA UNA CONVERGENCIA DE RENTABILIDAD ENTRE AUSTRALIA Y EE. UU.

Nuestra posición larga en bonos del Estado australianos a 10 años frente a los bonos del Tesoro estadounidenses se vio favorecida por las declaraciones del gobernador del banco central australiano, Philip Lowe, según las cuales “una subida en los tipos de interés a nivel global no tendría implicaciones automáticas para nosotros aquí en Australia”. Además, la caída en los precios del mineral de hierro es positiva para los bonos australianos, que se habían visto sometidos a presión por la subida en los precios de las materias primas y la mejora en el entorno macroeconómico. A los bonos del Tesoro de EE. UU., actualmente bajos, les había favorecido la postura prudente de la Reserva Federal, pero ahora es más probable que sufran por causa de los buenos datos macroeconómicos. Por su parte, la rentabilidad de los bonos australianos, que es relativamente alta, seguramente sienta la presión a la baja derivada de las sorpresas negativas. Por consiguiente, estamos posicionados para una convergencia en sus rentabilidades.

Sobre el mismo tema:
22 January 2018

RESUMEN :Los mercados de renta variable arrojaron fuertes ganancias en el 4T de 2017 con EE.UU. a la cabeza, que se benefició de las rebajas impositivas y de la solidez de los datos macroeconómicos./La curva de tipos en EE.UU. se aplanó a medida que los mercados previeron un endurecimiento gradual por parte de la Fed en los tipos de interés con una subida de 25 pb en diciembre./Otros activos cíclicos, como la renta variable emergente y las materias primas, también están descontando el entorno de fuerte crecimiento./La renta variable europea se ha quedado atrás pese a la robustez de los indicadores de actividad. En consecuencia, abogamos por añadir exposición a la renta variable europea.

19 December 2017

RESUMEN : La renta variable de EE.UU. y Japón lidera la subida en noviembre mientras que Europa y los emergentes se quedan atrás / El impulso cíclico continúa en la Eurozona y en EE.UU. / La inflación sigue débil en el mundo desarrollado / La UE y el Reino Unido acuerdan las condiciones del Brexit pero el PIB no remonta.

BNP Paribas Asset Management weekly strategy update
13 December 2017

El crecimiento y que sigan bajos los tipos de interés beneficia a la renta variable

Flash de asignacion de activos – 25 de junio de 2018

RESUMEN: Pese a las tensiones comerciales, las preocupaciones sobre el crecimiento global y unos mercados más volátiles que durante 2017, nuestro escenario básico sigue siendo uno de sólido crecimiento global e inflación contenida, lo que sustenta nuestro optimismo con respecto de la renta variable, con preferencia por los títulos de la Eurozona, donde observamos unas perspectivas de crecimiento de los beneficios positivas y posibilidades de expansión de márgenes

Compartir esta página: