Compañías europeas

En Europa confiamos

Tras haber obtenido una sólida rentabilidad del 7,80% (MSCI Europe*) en 2015, esperamos que la renta variable europea vuelva a generar unos resultados atractivos en 2016. Concretamente, estamos observando cuatro factores que favorecen la creación de un entorno positivo para las empresas europeas y las valoraciones de la renta variable este año:

  • Los consumidores y las compañías de Europa siguen cosechando los beneficios de casi un 60% de la caída del precio del petróleo desde junio de 2014. Nuestra previsión es que el el precio del petróleo siga siendo bajo, lo que debería fomentar el consumo y sustentar el crecimiento económico europeo.
  • En 2015, el Banco Central Europeo dio inicio a su “flexibilización cuantitativa” (QE), es decir, un programa por el que se están inyectando 1.560 millones EUR a la economía de la Eurozona. Esta inyección masiva de liquidez ha tenido un efecto positivo en el entorno de las empresas de la Eurozona que ya se está filtrando a la economía real y llegando a las pymes. La citada flexibilización cuantitativa se mantendrá en vigor hasta marzo de 2017.
  • La política monetaria acomodaticia del BCE ha dado como resultado una depreciación del euro frente a otras divisas principales (dólar, libra esterlina) y ha mejorado la competitividad de las empresas exportadoras de la Eurozona frente al resto del mundo. De hecho, el euro se ha depreciado en torno al 20% con respecto de sus máximos de mayo de 2014 frente al dólar estadounidense.  Esta tendencia le ha dado un fuerte impulso a las empresas del viejo continente, que se encuentran especialmente expuestas a los mercados internacionales.

Al combinarse estos factores, se han estimulado los resultados y los beneficios de las compañías europeas (excluidas las del sector petrolífero). Nuestra previsión es que esto se refleje en una sólida rentabilidad para la renta variable europea durante 2016.

Evidentemente, aunque creemos que existe un gran potencial de subidas para la renta variable europea, es importante que prestemos aún más atención a la selección de valores este año, en comparación con el pasado. Además, la volatilidad y distintos elementos externos pudieran dar al traste con nuestras buenas previsiones.

Por qué creemos que BNP Paribas Asset Management es una buena elección para las inversiones en renta variable europea

La renta variable europea es una parte importante del negocio de BNP Paribas Asset Management. Nuestros equipos de inversión especializados gestionan unos 31.000 millones EUR** en fondos y mandatos de renta variable europea, lo que nos convierte en uno de los actores principales del continente. Nuestros equipos de inversión, formados por profesionales sumamente experimentados, cuentan con importantes capacidades de análisis y una extensa red de contactos por toda Europa.

Ofrecemos una amplia gama de fondos que les ofrecen a los inversores exposición tanto a zonas geográficas específicas (por ejemplo: toda Europa, la Eurozona o Europa excepto Reino Unido) o a países concretos. Estos canales brindan acceso a más de 35 sectores en toda Europa. Además, nuestros fondos ofrecen distintas elecciones de exposición a los principales estilos de inversión (core, growth, valor, defensiva, ISR (inversión sostenible y responsable) y high income) y a empresas de distintos tamaños (de pequeña, mediana y gran capitalización).

*Fuente: BNPP AM, índice de rentabilidad neta de MSCI Europe, ejercicio en curso al 12/09/15

** Fuente: BNPP AM a finales de septiembre de 2015

Las inversiones en los fondos están sujetas a las fluctuaciones propias del mercado y a los riesgos inherentes a invertir en valores. El valor de las inversiones y las rentas que generan pueden tanto subir como bajar y existe la posibilidad de que los inversores no recuperen su desembolso inicial, quedando sujetos los fondos descritos al riesgo de pérdida de capital.

Compartir esta página: